¿Cómo debe ser la alimentación según la edad?

¿Cómo debe ser la alimentación según la edad?

¿Cómo debe ser la alimentación según la edad?

Hay alimentos que son necesarios dependiendo del crecimiento, la reproducción o la menopausia, etapas que requieren más nutrientes. Es importante diferenciar las necesidades alimenticias para un hombre o una mujer y para un joven o un anciano.


Bebés.- En el primer semestre de vida, el bebé necesita de la leche materna como fuente de alimentación. Después deben consumir cereales, purés de verdura, frutas y carne.

Niñez.- Al final del tercer año de vida, debe incentivarse el consumo de hierro, calcio, vitaminas A,D y C que pueden encontrarse en carbohidratos, productos lácteos, carnes magras, pescado, aves de corral, huevos, legumbres y frutos secos.

Adolescencia.- Las verduras de color verde, los frutos secos y los cereales contienen el hierro que necesitan los adolescentes. Además es importante que consuman alimentos ricos en calcio (lácteos y semilla), porque están en la etapa de formación de masa ósea.

A los 20.- Privilegiar el consumo de carnes magras, pescados, huevos y legumbres cocinadas sin grasa, lácteos desnatados, frutas y verduras. Y es que en esta etapa el metabolismo es rápido y los nutricionistas recomiendan hasta cinco comidas al día. El consumo de comida rápida, gaseosas, frituras, además de fomentar malos hábitos puede producir sobrepeso en la adultez

A los 30.- En el caso de las mujeres, una mayoría está en proceso de reproducción y lo recomendable es una dieta rica en hierro y ácido fólico (legumbres, verduras verdes, cereales, vísceras). Aunque no haya la intención de un embarazo también ayuda a evitar casos de anemia.

A los 40.- A partir de esta edad las necesidades energéticas disminuyen y las personas deben cumplir con sus tres comidas principales, en porciones moderadas, tratando de tener un horario regular y no saltarse ninguna. Debe reducirse el consumo de grasa de origen animal, es mejor las comidas a la plancha, asados, pescado y aceite de oliva, porque ayudan a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol sanguíneos.

A los 50.- En las mujeres llega la menopausia y con la disminución de estrógenos los huesos se vuelven más frágiles. Hay mayor riesgo de fracturas y osteoporosis. Se recomienda lácteos, pescados en conserva y frutos secos.

60 a más.- Es recomendable disminuir las grasas y las porciones de comida, y para evitar el aumento de peso se deben consumir tres o más raciones de fruta al día y en promedio dos raciones de verduras. Más raciones semanales de pescado y pollo que de carne roja. Comer tres o cuatro huevos por semana y una ración diaria de cereales. Ante el riesgo de osteoporosis es importante ingerir calcio o sus derivados como yogur y quesos.

 

Fuente: RPP

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*